CARTAS DEL PADRE

4

Casi te llamo por teléfono
pero como es tan caro mejor preferí escribirte.
No sabés, algo realmente curioso está sucediéndonos, de
repente hay tantos pájaros que se pelean
y se sobrexcitan con la comida y no sabés
lo raro que resulta estar ahí mirando, así que, no va que de repente dos
o tres vuelan directo hacia nosotros estrellándose en nuestra ventana
y pum! los pobres tontos caen desmayados.
Al rato se despertaron sobre el pasto y salieron volando.
No han parado de hacer esto. Empezamos a sentirnos mal con tu madre
sin saber bien que hacer hasta que el otro día
una de las señoras de la Parroquia se detuvo con el auto de visita
y uno de los pajaritos se desmayó mientras estaba ella,
así que lo agarró en sus manos y lo llevó adentro de la casa.
Parecía muerto. Tenía algo así como un sombrero
de plumas durito en su cabeza, medio rosa
o rosa pastel, no sabría decirte de cuál se trata,
así que al acariciarlo con unos golpecitos suaves volvió a la vida
ahí mismo en sus manos y ella lo llevó al patio y salió volando. Dice
que piensan que la ventana es un cielo en un día
claro. Ella alimenta pájaros también pero no tiene
tantos que la visiten. Dice que colguemos tiras de papel aluminio
en la ventana así que eso es lo que vamos a hacer. Quedó
enloquecida con nuestros pájaros.
P.D. El libro acaba de llegar por correo.

traducción dasbald

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: