02

¿quién en la otra
punta de la oscuridad
desde unos poemas
escritos en tercera persona
contempla a su doble
con la similar prudencia
de la tristeza solitaria?

El yo que juega en el frontón
De la poesía,
Distante , amenazador,
Frío como el centro
De un blanco donde
Disparan los arcos sus flechas pulidas
Pero sobre un él.

Pero antes, el origen de estas palabras
Estaba dado por el ocultar
La intimidad alejándola, volviéndola
Una ficción aparentemente
Desenvuelta del sentimiento.
Porque cada vez que vuelve
A escribir en su diario
Después de un tiempo alejado
De ese yo contabilizado en horas, días,
Altennacia de noche con sueños,
Lo hace como quien vuelve
A algo con lo que piensa
Tal vez no debería ya
Tener más relaciones.

Como un drogadicto que
Se camufla con excusas,
Escribe el diario
En la presión centrípeta de esos poemas
En tercera persona.

Único amante duradero, único anclaje
En el péndulo que va de un yo
A otro yo en el él.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: